sábado, 17 de marzo de 2007

Hablen con mi agente (en cuanto contrate uno)

¡Bienvenidos!

Si está buscando un lugar donde encuentre observaciones agudas e incisivas sobre el mundo actual, está muy equivocado

Si busca las mejores recomendaciones sobre, música, literatura, teatro, cine y sitios interesantes de internet, está tan equivocado que podría probarse por absurdo

Si prefiere ficción, surrealismo, historias que le llegan a uno a la médula podría recomendarle algo, pero como entra en conflicto con lo estipulado anteriormente me quedo en el molde.

Si carece de expectativas, gusto, amor propio y le sobra el tiempo ¡Bienvenidos!, haré mi mejor esfuerzo por probar que se había equivocado en todos y cada uno de los items anteriores.

Nota para las 7 personas que ya entraban a este blog:

Hoy estoy más cerca de mi sueño, convertirme en un fenómeno de 3 segundos de la internet, vender los derechos para una película, un libro y mi cara para un nuevo cereal, casarme con Britney Spears y divorciarme en la misma ceremonia, lo que me adjudicaría a hacerme poseedor de un vacío que trataría de llenar con videos de Piñón fijo y el sabor frutilla de los helados light de conaprole, y después de un maratón de 16 horas de chua chua tirarme de un primer piso, lo que me llevaría no a la muerte pero sí a un hospital en el que me enteraría que mí película fracasó, mi libro fue superado por el de Pedro Bordaberry y el cereal al que había prestado mi cara era una estrategia terrorista para ingresar mosquitos del dengue a poblaciones sub-urbanas, noticia qué dada la depresión ficticia en la que me encontraba me llevaría a una depresión real y me volvería a tirar por la ventana, pero estando en el segundo piso, volvería al mismo hospital, un director independiente se percataría de mi historia y se empeñaría en hacer un documental sobre mi vida, que sin intenciones termina perfilando ser la comedia más taquillera de todos los tiempos, las tabacaleras se percatan del hecho y compran a este director independiente para seguir currando con Ben Stiller y yo me muero solo, con el ocasional entretenimiento de tirarme de algún piso no muy alto de un edificio. Pelotudo sueño.

Todo esto viene a colación a que hoy en “El Observador” gracias al amiguismo y la falta de creatividad salió publicado este blog, lo que, en adición a lo acontecido ayer marca un punto de inflexión en mi carrera, antes la gente no entraba porque no sabía de su existencia, ahora no entran sencillamente porque no se les da la gana.

1 comentario:

655321 dijo...

ah si hubiera sabido

no entraba

bueno

Está nominado