martes, 8 de mayo de 2007

El camino a la felicidad


Un día me desperté con la imperiosa necesidad de escribir un cuento palomón.
Un cuento capaz de llenar infinidad de cadenas de power point acompañados de fotos de tiernos y pequeños perritos o paisajes impecables.
Un cuento que haga las delicias de grandes y no tan grandes por sus enseñanzas universales y ageneracionales, por su mensaje profundo, pero a la misma vez lleno de humildad, escrito con palabras lisas y llanas que todos entienden.
Un cuento que pudiera ser usado en retiros espirituales, en libros de auto-ayuda, en programas de cocina, en fin, el típico cuento palomón.
Para eso necesitaba un total de cuatro cosas: Un nombre palomón (que ya está en el título), una situación cotidiana en la que nuestro personaje inexperto se sienta mal por algún motivo (el personaje puede ser un hombre o una cosa, como un cántaro con una pérdida o un grano de maíz muy hermoso), qué mensaje querés dar (si sos muy bueno podés tratar de hacer una sin mensaje y que el resto se rebanen los sesos tratando de descubrirlo). Pero lo último y más importante, la esencia de todo cuento palomón: el sabio. Un ser de una especie generalmente distinta al protagonista, o sino muy viejo que imparte la lección que el pobre protagonista necesita tan desesperadamente oir. Sin el sabio no hay cuento, la razón de todos estos cuentos es que uno es demasiado idiota para ver las cosas por si mismo.
Un día me desperté con la imperiosa necesidad de escribir un cuento palomón. por suerte se me pasó

19 comentarios:

andrea os dijo dijo...

esta podría ser una nueva carrera en tu vida. pero no bajo el rótulo de hipopotamos corruptos. cohibirías a tu público. qué más da, "hipopotamos corruptos" no sé qué clase de gente frecuenta algo así.

chicosoquete dijo...

no le pongo "el buscador" o "el caminante" o "el mercader" o lo que sea el target principal son mujeres solteras de 40-50 años, por eso "EL"

chicosoquete dijo...

faltó una coma despues de "no"

Renton dijo...

A ver, manos a la obra que el sabio vejete ya ha llegado... a quién he de aconsejar...?

Jeje!

Nunca había oido la expresión esta de palomón.

Tampoco la había leído.

Ni dicho.

O sea, que es nueva para mí.

...

Hmm, ahora resulta que después de todo no soy tan sabio... :(

Renton

chicosoquete dijo...

Si, es una expresión local el denominar "paloma" a las cosas de esa índole, sean cuentos o canciones.
Soy un profesor transatlántico

andrea os dijo dijo...

y si no buscas señora podrías denominarle: "en el andén de las luces del alma"

Renton dijo...

Andrea:
Pero no crees que eso de las luces del alma podría malinterpretarse como una alusión indirecta a la crisis energética que se avecina?

Visto así, se rompe el encanto y el palomón queda frito!

Renton

chicosoquete dijo...

"El buscador" puede estar buscando armas de destrucción masiva en irak y no por eso pierde el encanto

andrea os dijo dijo...

A esa gente no le gusta la política. ¡Socorro!, no exagero, un moscardón gigante vino a comerse mis garbanzos.

chicosoquete dijo...

Esa podría ser una situación excelente para iniciar un cuento palomón. "el moscardón goloso" y el sabio va a ser el abejorro que lleva el polen en sus patas para compartir con sus amigos.

comentario al margen: diganle adiós para siempre del ovni...

>> a l e x i s dijo...

En realidad yo tengo la teoría de que los que escriben eso son sólo funcionarios públicos, esos que pasan el día sentados mirando Power Points sin hacer nada, si cumplís con eso lo demás no importa, viene solo, jeje.

No sabía que mi blog te tracaba la máquina, ¿por qué es? Si no te molesta me gustaría que llenes un formulario para mejorar el servicio. Jajaja.
Debe ser porque tiene algunas cosas de flash, o que usas navegadores chuminga, a mí con el Firefox me camina más que bien =D
Saludos.

Renton dijo...

Chicosoquete:
"El buscador" puede estar buscando armas de destrucción masiva en irak y no por eso pierde el encanto

Al contrario, eso le hace más fascinante...

Andrea:
¡Socorro!, no exagero, un moscardón gigante vino a comerse mis garbanzos.

Dale con un zapato, dale con un zapato pero salva a esos garbanzos!
Los garbanzos y los niños primero!!!

Chicosoquete:
"el moscardón goloso" y el sabio va a ser el abejorro que lleva el polen en sus patas para compartir con sus amigos.

Y a todo esto el Buscador qué hace, busca trabahjo...?

Renton

KrustydelaCruz dijo...

che chicosoquete ... porque ( y ya que estas estudiando ingenieria quimica )no inventas una pastilla o vacuna que borre todo deseo de crear un cuento paloma ... algo que se le inyecte al recien nacido para que nunca este tentado, creo que si eliminamos toda la ira a la que nos vemos expuestos al eliminar una misma cadena por enesima vez ( cadena: consecuencia inexorable de el cuento paloma. fuente real academia española )el mundo seía un mejor lugar ... no hay que ir tan lejos como a tratar de bajar las emisiones de CO2 ni parar las guerras, si se terminan las cadenas idiotas estoy contento.

andrea os dijo dijo...

la moraleja se pondrá violenta cuando mate al moscardón.

chicosoquete dijo...

Renton: El buscador es el que encuentra al moscardón, solo sirve de nexo entre cuento y cuento, para que cuando pase del moscardón goloso al cántaro con una pérdida tengamos un nexo.

Andrea: Mejor, una moraleja "tarantinesca"

Krustydelacruz: Milagros no hago...gratis

Alexis: El verdadero culpable es mi pc, no está acostumbrado a abrir páginas tan pesadas, es material de museo. En otros lugares con computadoras más decentes no he tenido problemas. Totalmente de acuerdo con lo de los empleados públicos, excepto mi mamá que no sabe usarla, sino también

que contento que estoy, no hay más ovni

Renton dijo...

Andrea:
la moraleja se pondrá violenta cuando mate al moscardón.

Intenta no matarlo encima del plato no sea que se ponga asquerosa... :D

Chicosoquete:
El buscador es el que encuentra al moscardón, solo sirve de nexo entre cuento y cuento, para que cuando pase del moscardón goloso al cántaro con una pérdida tengamos un nexo.

Eres una joya, piensas en todo...

:D

Renton

chicosoquete dijo...

una amatísta o una ágata o un silicáto

Wilfredo Rosas dijo...

Odio esos cuentos palomones.
Los odio.
Cuando leo "Increible" o "Un momento para pensar", o alguna variación predecible y estúpida, en el sujeto de un mail, un escalofrío comienza a recorrer mi espalda.
Lo abro, únicamente para mantenerme ocupado un minuto en esta oficina anémica. Veo entonces el powerpoint adjunto. El escalofrío ha trepado hasta aferrarse de mi cuello. Suspiro. Borro el mail. Prefiero seguir aburrido antes que exponerme a la estupidez ajena. Ya suficiente me cuesta soportar la estupidez de mi jefe.

www.entrecorbatasyescotes.blogspot.com

andrea os dijo dijo...

sí, uma thurman tiene algo de mosquita.