jueves, 24 de marzo de 2011

Los tres chanchitos

Así que hay tres chanchos, hermanos ellos, que quieren construir sus propias casas. Como son chanchos sabemos que es para bajar pornografía y masturbarse sin que la madre les abra la puerta del baño para llevarse el trapo de piso.

Ahora, parecen llegar a un punto indisoluble cuando no se ponen de acuerdo en el material con el que construir la casa. Uno quiere hacerla de paja (clara referencia a la masturbación que ponía arriba), el otro de madera, y el último sabelotodo de ladrillos. Como no logran ponerse de acuerdo, deciden construir cada uno su casa.

Lo primero para destacar es que son unos chanchos chetos chotos. Si podía hacer cada uno su propia casa como quería, ¿por qué hacer una para todos juntos? Porque ta, todo bien con mi hermano, pero si puedo hacerme la casa para mi solo como yo quiero minga que la vamos a hacer juntos. O sea, no tenían ningún motivo para querer hacerse la casa juntos en primer lugar.

Lo segundo es que el que hace la casa de madera es un imbécil, porque ta, el que la hace de paja es un pelotudo que no quiere perder tiempo y el que la quiere hacer de ladrillos es un rompehuevos bárbaro que nunca toma en las fiestas y si te encuentra fumando llama a tus padres y les cuenta, pero el que la hace de madera no es tan vago para hacerla de paja ni tan rompehuevos para hacerla de ladrillos, no entiendo por qué se abrió de los dos proyectos cuando no tiene una opinión tan distinta como lo son las otras dos entre ellas.

Bueno, así que ta, cada uno hace su casa y de repente llega un lobo con ganas de comerse un chancho. Entonces va a la casa del chancho pajero y le pide que salga sino va a soplar y derribar la casa. Un Lobo con códigos, te come, pero deja tu casa inacta. Como era de esperar el chancho podría ser pajero pero no estúpido y no sale. Entonces el Lobo sopla y le derriba la casa. En esto estoy con el chancho pajero, capaz que la casa no era segura para una tormenta, pero ta, el chancho debe haber pensado, me mojo un poco y al otro día la construyo de vuelta, es una casa de paja al fin y al cabo. Pero quién iba a pensar que iba a venir un lobo con una capacidad pulmonar tal que era capaz de derribar una casa entera soplando. No había manera de prevenirlo, o sea, si esa es la razón por la que construiste tu casa de ladrillos tengo un seguro contra zombies que te puede interesar.

El chancho queda indefenso y se acerca el lobo. Antes que ir derecho a la casa de ladrillos el chancho pajero va a la casa de madera, ¿por qué? ¿orgullo?, ¿el chancho de madera tenía venus desbloqueado?, quién sabe. Y vuelve a pasar lo mismo. Ahora los dos chanchos terminan en la casa del chancho rompehuevos que les planta un "te lo dije" grande como una casa (de ladrillos) y el lobo queda derrotado.

¿Por qué el lobo queda derrotado? ¿porque no puede derribar la casa soplando? sigue siendo un lobo y los chanchos siguen siendo chanchos, y en algún momento lo chanchos van a tener que salir a hacer algún mandado o algo, aparte, como pa tirar algo, el lobo agarra la paja y la madera de las otras casas, arma un fueguito y con su soplido feroz manda el humo derecho para la casa de ladrillos. Los chanchos salen asfixiados por el humo y el lobo tiene tres chanchos para comer y el fuego pronto. Aparte ahí la moraleja es más valiosa: No importa lo que te prepares, si viene un ser sobrenatural superpoderoso y te quiere lastrar, fuiste.

En conclusión los tres chanchitos es un cuento de mierda y aparte si lo hacen película nunca van a poder poner a Amanda Seyfried... aunque es medio chanchita...

1 comentario:

yoquemebusco dijo...

Y si no le funciona lo del humo, de última se consigue un "campana" que le diga cuando salen los chachitos a hacer mandados o algo, se mete en la casa, los espera en la cama disfrazado de "chanchita feroz" y se los va comiendo de a uno a medida que entran en la cama.
Pasa que el cuento está incompleto no más, hay que terminarlo.


¡salú!

Lucía