viernes, 12 de noviembre de 2010

B&B

C: Soplame la vela!

T: Que dijiste?

C: Que me soples la vela Tetera idiota!

T: Pero vos te degeneraste del todo, está bien que la misma maldición que convirtió al principe en una bestia nos convirtió a mi en tetera y a vos en un candelabro, pero yo sigo siendo una madre, es más acá está mi hijo la taza, y no me voy a rebajar a tus ordinarieces.

C: Ta, ya no importa, demoraste tanto que se consumió del todo la vela derecha, que es lo mismo que perder una mano ¿te das cuenta, imbécil?

T: Ah, perdón, pensé que te me estabas insinuando, candelabro

C: Ni en pedo gorda, no te ofendas, pero no te toco ni con el humo de un incienso

T: Tampoco te tenés que poner así... digo, que ahora te haya dicho que no no quiere decir que en un futuro...

C: Pero vos estás más loca que una licuadora, ¿donde está el reloj? lo tengo que encontrar para contarle esto... RELOOOOOOJ!!

R: Shhh... boludo, callate y quedate quieto.

C: Qué pasó?

R: No ves que Bella entró a cambiarse?

C: Pa... IN FER NAL, y yo puteando a la gorda... ¿que vista, no?

R: Si... se le para a uno el péndulo

T: Sos un viejo verde

C: ¿te imaginas con ese cuerpecito y yo tirándole gotitas de cebo caliente?

T: taza, nos vamos, no se puede con estos dos degenerados

C: Traelo para acá al botija, que aprenda lo que es una mujer, sino después cuando nos saquen la maldición le va a entrar a la vajilla.

T: Tienen razón, el otro día lo encontré en el baño embelezado con el vasito donde se guardan los cepillos, tacita, andá con el tío reloj y el tío candelabro.

C: PAAA, mirá como camina, se ve que la bruja le erró en un pequeño detalle en la maldición al principe

T: Qué queres decir?

C: Digo que debe ser una bestia literalmente

T: Ahh, no, vos decís que los gritos de anoche eran de eso... y yo que pensaba que el tipo la estaba torturando

C: Y bueno... en un sentido...

R: Quedate tranquilo que ya hablé con la bestia y nos dijo que si nos quedamos callados nos deja mirar esta noche.

C: Que demás...NOOOOOOO!

R: Que?

C: Que perdí mi mano derecha, gorda de mierda!!!!

4 comentarios:

Cecilia Fernandez dijo...

Que imaginación déjeme decirle...
Incomparable.
Un diálogo exquisito.
Ja.
Me reí mucho, de veras.
Saludos =)

Patty dijo...

Concuerdo con Cecilia. Sin dudas, una entrada muy divertida. Dan ganas de leerte más seguido.

Besos.

Julián Sick dijo...

(facilidad para comprar las fauces de los diversos escualos que tienden al sahumerio portador de césped) Y tus manos viajan como tornillos por mi fuselaje, babe! (el cerdito valiente)

Not just a moustache dijo...

jajajajajaja
de las cosas más divertidas que leí en este último tiempo