viernes, 11 de junio de 2010

parábola del post corto

Erase una vez, en una época en la que cuando borrabas una vez bastaba, un post corto en un mar de posts largos.

El camino usual indica que el post corto o los posts largos enfatizaban su condición de diferentes y discriminaban o se creían mejor que el otro para luego, tras un evento en el que uno de los posts prueba su valía, el otro se da cuenta de que el primero no está tan mal para pasar a discriminarlo, pero solo cuando el otro no está presente.

Pero esta parábola no es así.

Usualmente, después de un enganche de este tipo tendría que hacer algún giro explicando por qué la parábola no es así, pero no lo haré. Billetera mata galán.

4 comentarios:

Jimpa dijo...

no entendi la relacion entre la billetera y un post corto jaja, qué parábola inusual

Patty dijo...

Amen.

Lucy in the Sky dijo...

Lamentablemente, la discriminación existe en todas partes. Ahora, hay otro problema que no debemos dejar de considerar y es el de las etiquetas. Qué cosa fea ir por el mundo poniéndole etiqueta a todo. ¿Y qué pasa en los posts? Las temibles etiquetas están al acecho. Al final, Shakespeare dijo que el mundo es un escenario... El mundo es un blog también.

Cecilia Fernandez dijo...

jajaja. GENIAL.
Que buen blog.
Tenía que decirlo.

Saludos.