miércoles, 5 de marzo de 2008

La guerra de los dientes blancos

El doctor muelitas fue solo el comienzo. En un mundo plagado de problemas bucales no había lugar para tantos grupos abogando mejorar la higiene dental.

La patrulla contra la caries colgate dio el primer golpe, ejecutando al doctor muelitas en la televisión, por considerarlo "un ser indigno de representar la lucha por los dientes blancos". Esta organización clandestina es conocida por sus actos de guerrilla en contra de lugares como candy sweet, y por sus horribles atentados en haloween. Cuentan con el apoyo secreto de la asociación de diabéticos, y por su forma de moverse tienen contactos con innumerables células terroristas.

Los cepillos parlantes, que estaban aliados con muelitas, no tardaron en atacar el lugar donde la patrulla hacía experimentos con conchas marinas y pasta de dientes. Estos cepillos inteligentes fueron ingeniados y desarrollados en esas mismas instalaciones, con el propósito original de crear una fuerza capaz de tomar el control bucal por la fuerza, obligando a toda la humanidad a cepillarse después de cada comida. Este plan, perfecto en teoría, fracasó en un punto clave. Los cepillos se negaron a cepillar. Se consideraban superiores a sus creadores por carecer de dientes a los que cuidar, y repudiaron a los humanos por crearlos solamente para servirlos. Hubieron marchas y discursos, finalmente el doctor muelitas abrió una fundación para los derechos de los cepillos parlantes, y logró la "declaración de los derechos de los cepillos inteligentes", que les daba el derecho de cepillar sólo si querían hacerlo.

Cuando su conejo benefactor hubo muerto, estos seres se hicieron pasar por cepillos ordinarios, y cuando los miembros de la organización fueron a higienizarse los cepillos cepillaron. Cepillaron tanto que erosionaron sus dentaduras hasta hacerlas desaparecer. Avergonzados de su apariencia, los anticaries no encontraron una solución mejor que el suicidio.

Los odontólogos modelos, que aparecen todo el tiempo en la televisión, porque son en parte dueños de ella, se abusan de su apariencia y de su título de odontólogos para mantener a las masas tranquilas con su propaganda vil y sucia, que los muestra como padres preocupados porque a sus hijos le gusten mucho las golosinas, tener mucha sensibilidad en los dientes, o que tengan problemas de mal aliento, pero sus lacayos, los odontólogos feos, barren las calles asesinando a guerrilleros y cepillos parlantes indistintamente, los odontólogos tienen el poder, y mientras los otros grupos se atacan entre ellos, estos se siguen consolidando en los más altos círculos.

Muchos se preguntan si hay un enjuague bucal capaz de sacar las manchas en los dientes de la sangre inocente derramada.












Y la hay, se llama Colgate plax, que además te libra del mal aliento
.

11 comentarios:

tan versátil como acústica dijo...

excelente.

y la solución es sin alcohol, que nadie se distraiga mientras sufre.

El Señor de las Anecdotas (pero sin elfos) dijo...

yo ya no me ocupo de mis dientes.

contrate un esquimal que me muele la comida.

El Señor de las Anecdotas (pero sin elfos) dijo...

y si andrea me roba el primer puesto. almenos me quedo con los otros dos del podio.

Mistique dijo...

Hay una guerrilla paralela de Hilos dentales Mentolados que está aterrorizando a todos.

Sé que los cepillos eléctricos se están armando hasta los dientes también...

Renton dijo...

Pero no olvidemos de la efectividad de mascar apio.

Ok, no sirve de gran cosa, pero da un aspecto tremendamente viril.

los odontólogos tienen el poder, y mientras los otros grupos se atacan entre ellos, estos se siguen consolidando en los más altos círculos

Sustituye odontólogo por Banquero y una historia divertida se transforma en dramática...

:[

sirako dijo...

¿y se pueden hacer bombas molotov con esas plax?

karen dijo...

Pero entonces...son odontólogos los de los anuncios??? Yo que no los veía ni capaces de resolver ecuaciones simples...

Fue duro lo del ataque de los cepillos parlanchines...por eso nunca confié en ellos y conservé los de la vieja escuela...

Por cierto, cuánto te van a dar por la propaganda gratuita con el plax???

Algo no me huele bien en todo esto...será halitosis o algo más???

Matty Ramone dijo...

Conozco una mina que odia con toda su alma al doctor muelitas. Te la presentaria pero es mi novia

cacho de pan dijo...

gracias por el consejo, pero no sé si podré encontrarlo en Barcelona...

maliento dijo...

acabo de hablar con el senyor Bufafurats, mi odontólogo, y me dice que aquí también lo venden, pero no se atreve a recomendármelo porque lo encuentra de lo más aburrido.

JuanT dijo...

Basicamente, un chivo de colgate plax...solo que en una propaganda divertida y no en las patéticas de la tele.