sábado, 15 de setiembre de 2007

Nada interesante

Disculpenme pero por más que me estrujé la cabeza no pude encontrar nada remotamente interesante en mi día que me inspirara una historia como la que ustedes no se merecen, pero yo les doy igual, porque soy así de bueno; así que voy a aburrirlos contandoles todo lo que tuve que hacer en el día para que vean lo imposible que fue pensar en algo interesante.

Me despierto. Es raro que me despierte sin que suene la alarma por lo que palpo la semi automática que guardo bajo la almohada. Mis sospechas eran ciertas, había un espía ruso en mi cuarto. Rápidamente lo despacho antes de siquiera prender la luz. Mientras me deshacía del cuerpo fui calentando el café con leche, pero no me dió el tiempo para lavarme los dientes, porque sino perdía el ómnibus.
Llego a la parada apestando a café con leche cuando veo a una ancianita forcejeando a un adolescente. Le quería robar el mp4, el celular y la entrada al pilsen rock. Por suerte para el botija yo estaba ahí y le propiné una salvaje paliza a la ancianita pero solo hasta que llegó el ómnibus. Lo peor es que tenía pensado comprarme unas pastillas para el mal aliento antes de subir al ómnibus pero me entretuve con la vieja y no tuve tiempo, así que con un aliento de los mil demonios, la camisa mal prendida (porque me la prendí mientras despachaba al ruso) y ahora manchada con sangre de la vieja, subí al ómnibus.
Dos paradas más adelante un francotirador mata al conductor, y todo el mundo entró en pánico cuando por los parlantes decía que si el ómnibus paraba por más de 5 segundos explotaba, tuve que ponerme a manejar con una mano, desarmar la bomba con la otra y seguir haciendo las paradas, no voy a dejar a la gente a pata. No pude desactivarla por lo que, manejé hasta un puente y salte justo antes de que explotara.
No estaba lejos de la facultad. Me propuse caminar, había perdido los championes, tenía el pelo un poco chamuscado y para colmo de males descubrí que le había dado mal el vuelto a una señora que se subió cuando desarmaba la bomba. Mientras caminaba bajó un platillo volador y dos hombrecitos verdes me pregutaron donde quedaba el certamen de baile del caño o en su defecto la cola reef. No supe decirles donde, pero ví para adentro de la nave y tenían secuestrado a George Clooney, así que saqué el desodorante de la mochila e improvisé un lanzallamas con el que asé a los marcianos cachondos, y le saqué la sonda rectal a Clooney que me prometió que no iba a hacer "ahora son 14", pero no le creí.
Después de buscar estacionamiento por diez minutos decidí estacionar la nave en medio del patio de la facultad, no pensaba pagar la multa. A todo esto estoy con mal aliento, la camisa mal prendida, chamuscada, sin championes y cubierto de sangre y de una baba verde muy asquerosa.
Llegué a clase como una hora tarde y había una fórmula proyectada. Me sonaba rara así que saco la libreta y empiezo a hacer unos cálculos y descubrí que la formula tenía un signo mal, Levanté la mano y se lo hice notar al profesor que no me creía. Le conté como lo había probado y el profesor empezó a sudar de emoción mientras hacía cuentas y más cuentas. Tenía razón. Gracias a mi modificación teóricamente se podría encontrar una fuente de energía limpia y prácticamente infinita descomponiendo sales de cobre. El profesor se tomó el primer vuelo a Paris que encontró y yo me quedé porque había amenaza de ataque bacteriológico en la embajada de Ucrania, y tenía que hacer algo al respecto. Después me bañé, hice caca, saqué la basura, comí las sobras de la cena de ayer, me lavé los dientes (finalmente) y me fui a acostar.

Como ven, mi día fue absolutamente normal, por lo que no pude munirme de algún evento para pensar en algo interesante que contar. Mañana prometo mirar tele a ver si se me ocurre algo.

12 comentarios:

Renton dijo...

Jeje, hay algo más horrible que la vida aburrida y rutinaria que llevamos?

No te olvides de llevar contigo siempre una libretita contigo, y cuando te pase algo que creas que sale fuera de lo normal: Anótalo!!!

:D

Pd:
Lo de la sonda rectal a Clooney me ha quitado las ganas de desayunar... :[

SkyZo dijo...

Si, realmente, pobre Clooney, lo mateste jaja
Yo tuve un dia parecido, aunque sin marcianos, rusos, bombas, ataques bacteriologicos ni viejitas.
Por lo demás idéntico, un embole.
=)

Muy inspirado como siempre, caballero.

Salú

Mistique dijo...

Normalísimo.
A ese ritmo no llegás a los 25 años.

Bo, George Clooney nooooooo...

tan versátil como acústica dijo...

y luego dirás que transpiras fácil, no me explico el porqué.

Facundo dijo...

Eso se le llama un dia normal. En verdad, es un dia normal para James Bond, quien odia a los rusos, tanto que les roba a las mujeres

Algun O. Destos dijo...

"tuve que ponerme a manejar con una mano, desarmar la bomba con la otra y seguir haciendo las paradas, no voy a dejar a la gente a pata"
me hizo acordar a kramer
no se por q

chicosoquete dijo...

yo tampoco...

tan versátil como acústica dijo...

sería kramer si demostrara inoperancia para esas manibras, en otras palabras, yo tampoco sé.

JuanT dijo...

Bueno, creo que pagaría por tener un día de esos, bien "normales" como los tuyos.

Supongo que todo el entrenamiento para sobrevivir a un día diario tuyo viene de cuando eras bebé, así que me imagino que ya armabas y desarmabas bombas a los cuatro, lo cual da para muchas anecdotas interesantes. O sea, si querés no quemarte la cabeza, empezá a escribir lo que hacés por día nomas, que hay tinta para rato ahí

Saludos, nos estamos leyendo.

Blondiepower dijo...

Jodon tu día!!

krustydelacruz dijo...


no se por q

yo tampoco...

yo tampoco sé.



esteeee, yo si, sera porque se lo copió?


PD: cague el chiste ?

chicosoquete dijo...

no, no lo copié, kramer hacía las paradas para dejar bajar a la gente, yo las dejaba subir... a parte kramer se peleaba con un ladrón y yo desarmaba una bomba... a parte esto me pasó realmente, es un blog biográfico.

es totalmente distinto.